Halo 3 ODST



Diferente, diferente diferente… sorprendentemente diferente, intencionalmente diferente, maravillosamente diferente… eso es Halo 3: ODST; y aún así rezuma halo por todos sus poros.
 
Es increíble lo mucho que el desorbitado éxito de determinadas fórmulas jugables durante la pasada generación ha pesado sobre los títulos a los que jugamos actualmente, parece como si se hubiesen sellado a sangre y fuego mecánicas jugables que nos encontramos una y otra vez cada vez que cogemos un mando. Por suerte, gracias a los dioses, de tanto en cuanto aparece un título que arriesga, ese es el caso de Halo 3: ODST, como he dicho, un Halo… diferente.
 
Halo: Combat Evolved hizo honor a su nombre y evolucionó los FPS en consola marcando el camino a seguir en el género, siendo, todavía a día de hoy un referente en los juegos de acción en primera persona. Consolidó su propuesta en Halo 2, y la llevó al límite en Halo 3. Pero claro, el problema a la hora de hacer avanzar una saga con esta trayectoria es que hay un momento en qué es difícil refinar más la propuesta original, y hacerlo más grande a nivel de escala, ya no supone una mejora de la experiencia de juego “per se”. ¿El resultado? estancamiento. 
 
Ya entraré en profundidad en este tema, en una futura entrada, pues soy de esos que opina que Bungie ya no sabía que hacer con Halo, y que más que “ceder la saga”, salió por patas dejando un buen marrón a 343 Industries, que solventó más que bien… pero esto será en otra entrada. 
 
Lo importante es que tras un casi perfecto Halo 3 (tanto en mecánicas como a nivel de propuesta jugable), Bungie se arriesgó creando Halo 3: ODST, en el cual implementó cambios reales en la saga  por primera vez en diez años, manteniendo todo aquello que tenía que mantener, combinándolo con nuevas ideas para dar un resultado que es, indudablemente Halo, y a su vez es algo completamente nuevo.
 
El juego cuenta los acontecimientos que vivió un escuadrón de soldados de asalto ODST, cuando, desembarcando en la ciudad de Nueva Mombasa son atacados por fuego antiaéreo aterrizando dispersados por toda la ciudad. Nuestro protagonista, el novato del equipo, recorre una ciudad infestada por El Pacto en busca de pistas para localizar al resto de su escuadrón desaparecido. De este modo el juego presenta una dualidad jugable que alterna fases exploración en una suerte de “juego de mundo abierto”, con otros momentos en los que cambiamos de personaje y pasamos a encarnar a nuestros compañeros. Cuando esto sucede, la dinámica de juego cambia y la acción se desarrolla de un modo más lineal y frenético, acercándose más al estilo de juego de un Halo clásico.
 
Tengo que admitir que Halo 3: ODST me enamoró, y de eso tienen la culpa las partes en la que jugamos con el novato (que en realidad son la gran novedad del juego). En ellas recorremos en solitario la ciudad y nos veremos envueltos en tiroteos, pero siempre en desventaja con unas limitaciones realmente asfixiantes. Por que aquí no eres el jefe maestro, ni tan sólo un spartan de segunda, aquí eres… eres… ¿os acordáis de los soldados mataos que solían morir a tu lado en campañas anteriores, mientras tú llevabas la muerte y la destrucción a las filas enemigas?… pues en ODST eres uno de esos y enseguida se hace evidente: tu escudo protege mucho menos, sin escudo mueres prácticamente de dos disparos, el ataque cuerpo a cuerpo prácticamente inútil y la mayor parte de las armas son menos efectivas que cuando las usaba Sierra 117. Además la munición escasea… y mucho.
 
El resultado es que cualquier encontronazo con el enemigo es un auténtico reto, y si ves un Hunter… ¡corre!. Esta flagrante debilidad afianza más la sensación de tensión y la necesidad de cautela a la hora de afrontar una escaramuza, a la que muchas veces se llega con poca vida, sangrando y con las armas casi descargadas. 
 
Ese cambio de tono en el juego, se reafirma con un cambio de estética y ambientación a todos los niveles: Halo ODST pasa de noche, lo que hace que sea un título más mucho más oscuro y apagado. Atrás quedan los colores brillantes de los títulos anteriores, aquí dominan las sombras. La sensación de soledad es constante, en ODST todo te dice, estás sólo… estás jodido.
 
La música también sinergia con esta ambientación, no encontraréis la epicidad clásica de la saga (excepto en momentos muy puntuales), si no una OST más tranquila, con bases de Jazz, que recuerda mucho a las bandas sonoras de películas o series del cine negro más clásico.
 
Como podéis ver, a estas alturas es evidente que Halo 3: ODST es un juego diferente, con un planteamiento diferente, con una estética diferente, con una propuesta jugable diferente… pero que aún así es un Halo de pleno derecho, y ¿sabéis qué? incluso diré que es uno de los mejores Halo que hay. No os lo perdáis.
 
FZero

6 comentarios en “Halo 3 ODST

  1. Raro y arriesgado! dos adjetivos que me encantan cuando leo o oigo que comentan un juego. Tú lo has dicho, un juego estupendo… y sí, los tiroteos eran la caña!

    Gracias por leerme, me alegro que te haya gustado.
    Un saludo!

    Me gusta

  2. A mi las fases con el novato me volvieron a traer las sensaciones que tuve con el primer Halo, y que perdí con los siguientes. La soledad, esa tensión de ir explorando en solitario el mapeado con el peligro constante de encontrarte a un grupo de enemigos. Como bien dices, un Halo diferente, lo que no significa que sea malo n-n

    Me gusta

  3. Esa misma sensación me dio a mí… e incluso mas. La musica ambienta, esas calles de noche con las luces de los coches de la policía volcados, la predominancia de tonos grises y azules, todo menos brillante… Coincido 100% contigo amigo Kou.

    Como siempre, gracias por el comentario.

    Me gusta

  4. Es más tenso, más oscuro y como bien dices: mucho más original. Siempre será el gran tapado de la saga, por que para mucha gente sigue siendo un título menor…y no saben lo que se pierden.

    Yo reconozco que Halo Reach me parece más completo en todos los sentidos, pero este me parece más profundo. Es una maldita Joya.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s