Bravely Default

Bravely_Default_logo

Reconstruyendo el JRPG clásico

La oscuridad y la guerra se ciernen sobre el mundo de Luxendarc. Los cristales de los elementos que protegen y dan vida al mundo han sido mancillados, y las Vestales (altas sacerdotisas y protectoras de dichos cristales) son cazadas por los caballeros del cielo de Eternia. Entre todo este caos Agnes Oblige (la vestal del cristal del viento), Tiz Arrior un héroe que ha visto su aldea masacrada, Edea Lee una noble renegada del reino de Eternia, y Ringabel, un misterioso personaje que posee un libro en el que está escrito el futuro, intentarán detener el avance de la oscuridad y devolver la luz al mundo.

Este es, a grandes rasgos el argumento de Bravely Default que, como podéis ver, contiene todos los clichés de los RPG’s de corte japonés, y es que el mejor piropo que puede hacerse a este juego es que recuerda enormemente a los JRPG que disfrutamos en las épocas de los 8, 16 y 32 bits. Bravely Default es un RPG japonés de corte clásico con todas las de la ley, de la vieja escuela, al que han añadido algunas novedades y opciones para adaptar el juego al momento que le toca vivir, pero que no desentonan en ningún sentido.

Si en estos momentos estás pensando en los Final Fantasy clásicos o en los Dragon Quest,  en lo jugable aciertas de pleno, pero estéticamente y en su planteamiento más básico, el título con el que Bravely Default guarda más similitudes es Final Fantasy: The Four Heroes of Light, un clásico desconocido de Nintendo DS que, aunque resulta demasiado simple en su jugabilidad, es un juego realmente estupendo.

Igual que en éste, en Bravely Default también serán cuatro los héroes que tienen que salvar el mundo, y aunque pueda parecer un número de protagonistas escaso, lo cierto es que en la práctica no lo es en absoluto, y eso se debe a un apartado fundamental en la enorme profundidad jugable de Bravely Default: los oficios.

slide_character_one

Nada menos que 24 es el número de oficios a los que nuestros personajes podrán acceder, aunque inicialmente sólo unos pocos estarán disponibles. Algunos los conseguiremos a medida que seguimos la línea argumental principal, pero sólo completaremos toda la lista de oficios disponibles si superamos ciertas misiones secundarias o derrotamos a ciertos enemigos. Hay oficios de todo tipo, desde los más clásicos (guerrero, caballero, mago blanco, mago negro, etc.) hasta otros mucho más atípicos y curiosos como: valkiria, pirata, invocador o estrella del pop. Hay profesiones para todos los gustos y cada una tiene su rol en batalla.

Este sistema es muy atractivo y aporta un nivel de profundidad muy elevado en la evolución de nuestros personajes ya que cada uno de nuestros héroes puede utilizar simultáneamente una profesión principal más otra secundaria, lo que condiciona de forma notable sus atributos principales y les otorgarán la posibilidad de utilizar habilidades especiales. Esta capacidad de combinar oficios aporta mucha variedad y flexibilidad a la hora de configurar nuestro grupo, y pasaremos horas buscando la combinación perfecta para desarrollar la estrategia de batalla que más nos guste y que encaje con nuestro estilo de juego. De hecho, hay algunas combinaciones de oficios realmente devastadoras, y en concreto, hay una que rompe directamente el equilibro del juego.

Como decía, la fórmula jugable de Bravely Default es la típica del género, muy parecida a la que pudimos disfrutar en los Final Fantasy clásicos, aunque recibe influencias de otros juegos como Chrono Trigger, Lunar, Xenogears o Terranigma. Como en todos estos juegos, visitaremos infinidad de localizaciones (todas ellas muy variadas), moviéndonos de una a otra a través de un mapamundi. En cada lugar que visitamos habrá un montón de cosas por hacer, aparte de las tareas que nos permitirán avanzar en la misión principal.

También es importante hablar con el mundo, ya que los diálogos con docenas de personajes que forman parte de cada pueblo, aldea o lugar determinado que visitamos activarán misiones secundarias y aportarán mucha información relacionada tanto con el trasfondo e historia de Luxendarc, como sobre el argumento principal del juego; incluso en algunas ocasiones, nos ayudará a conocer mejor el pasado y las motivaciones de nuestros protagonistas.

91ef20c1c0fd21cd353c1f3627370029

Por otra parte la exploración también tiene su relevancia, y más teniendo en cuenta la gran variedad de decorados y localizaciones que debemos ir visitando en la aventura. Merece la pena dedicar tiempo a explorar ya que, además de encontrar objetos y dar con personajes secundarios importantes que ampliarán aún más el trasfondo y la trama del juego, también disfrutaremos de la enorme belleza plástica que ostenta la aventura. Pero del apartado técnico hablaremos más adelante, porque primero hay que hablar de jugabilidad, y si hay que destacar un aspecto jugable de Bravely Default son, sin lugar a dudas, sus combates. 

.

Batallas Épicas

Todo buen JRPG tiene en el sistema de combate uno de sus principales pilares, y Bravely Default cumple perfectamente en este aspecto con un sistema de batallas absorbente, profundo y, lo mejor, que se adapta a cualquier tipo de jugador.

En Bravely Default los combates se desarrollan en un clasiquísimo sistema por turnos puro y duro que tienen lugar de forma aleatoria, es decir, que cada cierto tiempo y sin que aparezcan los enemigos en el escenario por el que nos movemos, el juego muestra una transición, trasladándonos al campo de batalla (tal y como era tradición en los títulos del género más clásicos pertenecientes a la era de los 8, 16  y 32 bits). Una vez da comienzo el combate lo que nos encontraremos es un escenario en el que se desarrollará la lucha, nuestro grupo de héroes en formación y, enfrente, nuestros enemigos (todos con sus respectivas animaciones); simple, clásico y efectivo.

image003

El eje principal del sistema de juego es el mismo de los JRPG por turnos de toda la vida. Aquí no hay experimentos raros mezclando tiempo real, no hay sistemas de semi-turnos, no podremos movernos de forma limitada durante el combate, ni combinar acciones para hacer combos entre personajes. Pero para actualizar la jugabilidad a los tiempos que corren, Silicon Studio ha añadido varias opciones para que las batallas sean atractivas, dinámicas y muy entretenidas (de hecho, en este juego, luchar es un auténtico disfrute… por no decir un vicio).La novedad más importante es el sistema Brave & Default (que aporta su horroroso nombre al juego) y que dota a los combates de un componente estratégico muy interesante, un sistema que aunque es un poco complicado de explicar, a la hora de jugar en realidad es muy intuitivo.

Cuando luchemos, aparecerá en pantalla la típica lista de comandos para que nuestros personajes actúen (combate, objeto, magia, etc.) y entre ellos veremos dos pestañas nuevas: la de Brave y la de Default. Activar una vez el comando Brave permite al personaje realizar una acción adicional, y puede usarse dicho comando hasta tres veces en un mismo turno, por lo que, por ejemplo, podremos hacer cuatro ataques o lanzar cuatro hechizos en el mismo turno. Sin embargo, a cambio, el personaje quedará inactivo sin poder hacer nada el mismo número de turnos como comandos Brave hayamos activado.

El comando Default hace justo lo contrario, cada vez que lo activemos el personaje entrará en un modo defensa durante un turno, lo que reducirá notablemente el daño que éste reciba, pero también acumulará una acción a nuestra reserva de acciones que en turnos posteriores podremos usar con el comando Brave. En este caso también podremos activar el modo Default hasta tres veces.

La profundidad del sistema se dispara cuando podemos hacer movimientos especiales, ataques y conjuros que “cuestan” más de una acción durante ese turno (es decir, que requerirán del uso del comando Brave), por lo que hay que jugar bien con la reserva de acciones y buscar la estrategia más adecuada para salir airosos de los combates.

Por ejemplo, contra enemigos débiles que podemos derrotar rápidamente, lo habitual es activar todos los Brave y lanzar sobre el enemigo una devastadora lluvia de ataques y conjuros; sin embargo contra enemigos finales posiblemente tendremos a los personajes curadores y defensivos acumulando Defaults para actuar cuando haga falta, mientras que los ofensivos actuarán con todos los Brave a la vez para causar mucho daño, y los de apoyo jugarán de forma más equilibrada. Vamos, que el sistema es un puntazo, muy estratégico y súper divertido.

slide_character_ten

Otra de las novedades es la opción Bravely Second que se activa con puntos de espera. Activar estos puntos nos permite detener el tiempo y que uno de nuestros personajes actúe en cualquier momento (¡incluso en el turno del enemigo!). Una vez activado, el personaje podrá realizar tantas acciones como puntos de espera haya invertido. Los puntos de espera se obtienen de dos formas: una es esperando a que se rellene un marcador en forma de reloj de arena situado en la pantalla inferior de la consola dejando la 3DS en modo espera (es decir, encendida con el juego en marcha, pero con la pantalla cerrada); con este sistema obtendremos un punto por cada ocho horas. La otra forma de conseguirlos es mediante micropagos con dinero real, una tontería que para nada es obligatoria, así que mejor la obviamos y punto.

Por otra parte, Silicon Studio ha tenido a bien introducir la posibilidad de ajustar dos aspectos importantes del combate: El juego nos permite aumentar la frecuencia en que aparecen de los combates aleatorios (para que sea mucho más fácil farmear si necesitamos subir de nivel) o reducirla en caso de no querer que las batallas non interrumpan constantemente mientras nos movemos por el mapa (hasta el punto de poder desactivar totalmente la aparición de los combates aleatorios). El otro aspecto es aumentar la velocidad a la que se desarrollan los combates hasta un x8, lo que hace que los enfrentamientos con enemigos “masilla” sean mucho menos pesados; esto, sumado a la posibilidad de hacer que estos se desarrollen de forma automática a través de ciertos patrones, dinamiza mucho las batallas, lo que es de agradecer.

Bravely Default posee un sistema de combate clásico pero adaptado a los tiempos actuales, muy estratégico, divertido, dinámico y que engancha como pocos. En este aspecto el juego es, secillamente, excelente.

.

Técnicamente impecable

El apartado audiovisual de Bravely Default sólo puede describirse como imponente y es uno de los principales puntos fuertes del Juego. Su diseño artístico bebe directamente de Final Fantasy :The Four Heroes of Light, de forma que el conjunto luce precioso, como si de un cuento se tratase.

Los personajes tienen un aspecto que se encuentra a medio camino entre el look Super Deformed y una estética algo más estilizada; se nota el especial mimo que Silicon Studio ha volcado en su diseño, consiguiendo que todos y cada uno de ellos (tanto los protagonistas como los antagonistas), tenga un carisma y personalidad arrebatadores, fruto tanto de su aspecto como de la gran expresividad que muestran.

bravely_default-14

Pero la palma se la llevan los escenarios. Elaborados de manera artesanal y prerrenderizados, su belleza es simplemente embriagadora. Bosques, mazmorras, castillos, pueblos y aldeas o zonas más exóticas, todas han sido magníficamente creadas, con un estilo que se asemeja a un cuadro pintado a mano, para acoger esta aventura; es habitual quedarse embobado, simplemente contemplando el exquisito escenario que tenemos como telón de fondo. Cabe destacar que estando en las ciudades, cuando estéis investigando por las calles, dejad de moveros y esperad unos instantes, veréis como la cámara hace un Zoom Out alejándose para mostrar una preciosa panorámica de todo el conjunto de la ciudad; simple y llanamente espectacular… y más en 3D. Si se puede definir con un adjetivo el apartado técnico de Bravely Default es Belleza Plástica.

En cuanto al efecto 3D, aunque yo no soy muy amigo de las 3D, tengo que reconocer que este título, junto al primer Resident Evil Revelations, es uno de los que más y mejor uso hacen de dicho efecto. Merece la pena jugar unos minutos con el efecto tridimensional al máximo, aunque sólo sea por probar, porque disfrutaréis de una sensación de profundidad conseguidísima, consiguiendo la sensación de estar viendo la aventura de Agnes, Tiz y compañía a través de una pequeña ventana.

En cuanto al sonido, raya a la misma altura que el apartado visual. El artista que ha creado la banda sonora es Revo, músico que, aunque probablemente no os suene demasiado, posee una trayectoria musical de escándalo, en la que destacan, por ejemplo, los temas ”Suteki da ne” de Final Fantasy X, y “Plains of Eternity” de Final Fantasy XIII-2.

El resultado es una banda sonora que contiene más de 60 pistas que mezclan piezas de corte clásico ambientales, con otras más dramáticas, dedicadas a los antagonistas y las batallas contra los jefes finales. Todas presentan un cautivador aire épico y de nostalgia que vale la pena escuchar tranquilamente desde nuestro equipo de música. Para rematar el apartado sonoro, el trabajo de doblaje, tanto en inglés como en japonés con subtítulos en castellano, es muy bueno.

.

La polémica

Uno de los aspectos que fueron más criticados en la disposición original del juego japonés fue su parte final que no terminó de convencer. Por ese motivo se relanzó el juego, en una versión mejorada llamada Bravely Default: For the Sequel, que modificaba algunos elementos e incluía algunas novedades para mejorar la experiencia. Una de estas mejoras fue revisar el último tramo del juego que, aunque mejora el resultado, no es todo lo bueno que uno podría esperarse. Lo que se hizo fue añadir una suerte de “día de la marmota” que hace que el juego se vuelva algo repetitivo. Tanto prensa como jugadores e criticó mucho esta decisión de diseño, algo que ouedo entender pero no comparto ya que, argumentalmente está perfectamente justificado (es casi indispensable para desarrollar y entender el argumento); además como el título, a nivel jugable, es tan bueno, personalmente no lo percibí como algo negativo.

BravelyDefault.jpg

Conclusiones Finales

Bravely Default es un juego imponente desde casi cualquier punto de vista que sea analizado, siendo una de esas aventuras que entran por los ojos y que más tarde atrapan sin remedio tanto por su argumento como por sus cualidades jugables.  Silicon Studio, da el Do de pecho con este juego que pone en evidencia que los Final Fantasy que se llevan haciendo durante los últimos años ya no pertenecen a este género y es que Bravely Default, con sus muchísimas virtudes y a pesar de sus innegables defectos, es más Final Fantasy que cualquier Final Fantasy salido a partir del FFX.

@FearlessComb780

.

2 comentarios en “Bravely Default

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s