El documental Hombres + Videojuegos

 
 

Hace casi nueve meses comenté un documental que, de la mano de Marina Amores (@Blissy), salió a escena creando, no poca controversia. “Mujeres + Videojuegos” es un documental de corte reivindicativo camuflado en un formato informativo/divulgativo que resultó ser la mar de interesante. Si repasáis aquella entrada veréis que, en resumen valoré el trabajo de Marina como valiente en intención, bien rodado e interesante, pero que, a mi entender, se quedaba a medias en algunos aspectos y que podría haber sido mucho más valiente aún. Es de agradecer que Marina se pusiese después en contacto conmigo y hablásemos un poco sobre ello.

 

Hace apenas unos días está disponible en Youtube la segunda parte del documental: Hombres + Videojuegos. Según se nos explica al principio del metraje, este segundo vídeo surge a raíz de varios comentarios (o directamente ataques) que suscitó Mujeres + Videojuegos. Me parece, a priori, una reacción profesional y madura, pero tengo que admitir que estoy sorprendido por lo que me he encontrado en pantalla… y no precisamente para bien.
Creo que antes de argumentar nada, es de ley explicar que conozco a Marina personalmente y que respeto muchísimo lo que hace para reivindicar el papel de la mujer en la industria. Ha tomado la posición nada cómoda de decir lo que piensa (y normalmente no le falta razón) sobre actitudes machistas y/o misóginas; se expone públicamente y no tiene miedo a enfrentarse a figuras más o menos públicas (youtubers, podcasters, periodistasm etc.), lo que le ha granjeado más de un dolor de cabeza. Así que vaya por delante que esta opinión no es un ataque ni a Marina ni lo que a ella defiende, si no al documental en sí.
Empezaré diciendo que esta segunda parte me parece en general, muy inferior en todo a la primera. Parece menos trabajada, menos cuidada técnicamente, menos meditada e incluso parece que se ha creado casi a contrarreloj. Pero bueno, tampoco soy un experto en cine ni documentales así que puede ser tan sólo una apreciación mía.
En lo que sí soy un especialista es en psicología, lenguaje y comunicación (es mi trabajo) y precisamente es ahí donde radica el gran problema de Hombres + Videojuegos: Lo que nos encontramos en el video son una serie de preguntas que una serie de hombres relacionados con la industria de una u otra forma responden. La clave está en que estas preguntas son en realidad tópicos (que son reflejo de una realidad, no nos engañemos) expresados como interrogantes, mediante los cuales Marina nos hace entender de forma muy sucinta (no es nada clara ni explícita en esto) que estas son cuestiones que las mujeres que tienen alguna relación con los videojuegos han recibido directamente o, almenos, describen situaciones que en general el sexo femenino videojueguil vive de forma habitual. De esta forma nos intenta hacer ver que lo mismo, planteado a un género u otro provoca reacciones y respuestas radicalmente distintas, hasta el punto de sentirse tan absurdas en el sexo masculino, como (muy entre comillas) “normales” en el sexo femenino.
Hasta aquí, todo bien, entonces ¿donde está el problema? pues en general en cómo están formuladas y, lo que es peor, en algunas ocasiones el contenido de las mismas; no por lo que dicen, si no por lo que dan a entender.
La formulación es tendenciosa, la preguntas orientan las respuestas y posicionan al entrevistado, por la simple forma en como están formuladas. Esto, agravado por el hecho que casi todos los que salen en el video son conocidos, colaboradores, compañeros de trabajo e incluso amigos de la autora (no puedo evitar sentir que hay cierta endogamia social en la población elegida para el video), da como resultado que muchos de los entrevistados perciben como tan obvio lo que se espera de ellos que lo sienten como algo cuasiabsurdo, lo que les lleva a usar el humor en sus respuestas. 
 
A esto en psicología se llama Sesgo de Atribución Fundamental y es una de las principales fuentes de error en cualquier tipo de entrevista, siendo especialmente grave su efecto en entrevistas de selección de personal y de investigación, ya que se cargan de un plumazo la credibilidad (por no decir la validez y la fiabilidad) de los datos presentados. 
Para que entendáis a qué me refiero: cuando yo empiezo una pregunta diciendo ¿Alguna vez te ha pasado X? doy a entender que lo normal es que X suceda y, por lo tanto ya posiciono al entrevistado, que puede percibir perfectamente lo que estoy buscando; de la misma forma que si digo “No pienses en un elefante verde” lo que haré será meter esa idea en vuestra cabeza y 100% seguro que pensaréis en ello. La mente humana es muy fácil de manipular y el vídeo, de forma más o menos consciente se vale de ello. Y eso, directamente, no está bien.
Pero la peor cara de esto aparece si pasamos bajo el prisma del Sesgo de Atribución Fundamental algunas preguntas como “¿Cuantas veces te han insinuado que no estás en tu trabajo por méritos propios si no por haberle hecho favores sexuales a tu jefe?; la gravedad de esta idea atomáticamente se magnifica hasta cuotas peligrosas. 
Quizás yo, que no estoy en la industria, no soy consciente de la auténtica realidad, pero siento que el video insinúa que casi todos los hombres (no una parte, ni una mayoría, si no casi todos) actuamos así y, sinceramente, no creo que la realidad sea tal (me da asco sólo de pensarlo).
En resumen: ¿la industria es principalmente “algo de hombres” por no decir machista? Sí; ¿Falta madurez? También; ¿Es necesaria gente, como Marina, que levante la voz para denunciarlo? Otro rotundo Sí. Pero sinceramente no creo que lo que se ve en este documental sea la mejor forma de enfrentarlo.

 

Aún así recomiendo que lo veáis.
 
 
FZero

8 comentarios en “El documental Hombres + Videojuegos

  1. Realmente me quede con un poco de cara de “que mierda es esta” al ver el segundo Documental. El primero me pareció cojonudo, bien llevado, en tiempo y preguntas, además de bien escogidas las chicas y profesiónes. Pero con este último, aunque creo entender que quiso realizar Marina, tanto las preguntas al querer forzar las respuestas, y los chicos escogidos, pues bueno. Lo fácil que hubiera sido buscar gente en la industria de este país y realmente preguntar sobre que opinan sobre el rol de la mujer en la industria y que hay que cambiar. Pero la verdad, se me quedo cara de tonto, viendo preguntas y respuestas, Victor se lo tomo a cachondeo, Javi Moya pensando que coño hago aquí y que le contesto ahora. En fin entre otras cosas. Y los demás más o menos. Ya deje en los comentarios del video en YouTube que no me gusto, pero aunque creo lo que se intentava, no se consiguio. Absolutamente mancha las buenas sensaciones que dejó el primero, serio y bien echo.

    Me gusta

  2. Hola Albert y bienvenido,

    Esas sensaciones que tu describes son las mismas que tuve yo. Que no se mal interprete lo que voy a escribir pero el tono que transmite casi me recuerda a un “pues ahora veréis” y eso suena a rabieta. También creo que mancha el buen hacer del primero y que es necesario algo diferente.

    Es necesario abordar temas delicados que son coetáneos de lo que exponía Mujeres + Videojuegos, como la discriminación positiva, el impacto social, y el abuso de la femeneidad por àrte de algunas que, hacen tanto daño como la misoginia masculina que más de uno demuestra.

    También es importante que haya otros puntos de vista, menos acompasados con a autora e incluso beligerantes con lo que expone… Hay mucho por hacer… y este documental, a mi humilde entender no aporta nada, algo que sí hacía el primero.

    Marina es una profesional excelente y a todas luces es, de sobras, capaz de hacer algo mucho más interesante que Hombres + Videojuegos.

    Gracias por pasarte por aquí y comentar.
    Saludos.

    Me gusta

  3. Antes de nada, BRAVO. Bravo por implementar cuestiones psicológicas con tanto tino y acierto en esta crítica.

    Estoy al 100% de acuerdo contigo. Aunque se haga de manera muy sutil y casi imperceptible, se ha sesgado la entrevista fuertemente para conseguir formar una opinión al espectador, y no darle una visión completamente objetiva de la problemática.

    Tu mismo lo has dicho. Bajo ese sesgo de atribución no se informa a los espectadores, se les posiciona a un bando. Se parcializa y manipula la opinión de los espectadores de tal forma que no te dan contenido veráz, sino que les adoctrina.

    Y eso es lo peor a lo que podemos llegar. El regresar al clásico “O estas conmigo o Contra Mi”

    Una vez más, magnifica reflexión.

    Me gusta

  4. De momento he visto el original, el de las mujeres. Es interesante y es necesario hacer un reportaje así (yo no lo llamaría documental, pues únicamente hay opiniones) y es imprescindible hablar de todos estos temas discriminatorios para irlos revirtiendo, pero también es innegable que el hecho de hacerlo es evidenciar la desigualdad y es imposible hacer un producto de este tipo desde un punto de vista puramente expositivo. Siempre es algo tendencioso. Quiero decir que el reportaje no muestra opiniones sobre un tema sin más, sino que parte de un posicionamiento decidido para demostrarlo por medio de opiniones.

    Al final el mundo de los videojuegos es una cuestión de oferta y demanda, como casi todo. Se muestra la relación Mario-Peach como el ejemplo primigenio de discriminación machista en los videojuegos, cuando creo que es algo coyuntural y que ha evolucionado desde el más absoluto respeto. Mario no es ningún heroe, es un fontanero, Peach ha pasado a ser un personaje de acción al que se han sumado otros como Estela, etc. de igual nivel a los masculinos. Además Nintendo es quizás la compañía que más ha hecho a nivel mundial para integrar a las mujeres en una industria tradicionamente masculina. El invento de las Wii original permitió el acercamiento de muchos sectores de población poco interesados en los videojuegos al ser lo que se considera más casual, y eso a su vez permitió a muchas mujeres profundizar cuando sus intereses se vieron representados. Yo tengo dos hijas de 5 y 10 años, y a mis hijas no intentes ponerlas a jugar a Call of Duty, pero disfrutan muchísimo con Splatoon, un juego totalmente paritario. Pero el mercado manda, y se han vendido muy poquitas Wii U y muchas PS4 y XBOX porque hay más gente interesada en Call of Duty y, lo que es peor, hay más gente interesada en un concepto de máquina en el que no entren opciones femeninas, pues no hay que olvidar que inicialmente se publicaron call of duty (usado como ejemplo, igual que fifa, o assassins creed) y se descontinuó su publicación por las bajas ventas tanto del hardware como de software.

    Nintendo apuesta por un sistema desestigmatizado, en el que no se margina a la mujer ni tampoco se la discrimina positivamente (Samus de Metroid es una mujer y a nadie nunca le ha parecido mal y de hecho mucha gente ni siquiera lo sabe, y no es una mujer sexy al estilo Bayonetta), es un sistema integrador que no ha tenido el éxito merecido en mi opinión en parte porque da cabida a ese público alternativo al tradicional.

    Me gusta

  5. Bueno, la verdad es que sí… acabo de ver la segunda parte de documental, el de los hombres.. y para hacer lo que hecho le habría valido con un video de 2 minutos. Tiene tan poco sentido y es tan tendencioso que la mayoría de respuestas son cínicas/irónicas incluso con un tono de “ya lo hemos entendido, ya ha quedado claro y es obvio”.

    Pretenden igualar cosas diferentes es absurdo e imposible y así sucede entre hombre y mujeres en la sociedad y en el mundo del videojuego como fracción de este. Lo que hay que intentar es que seas equivalentes, no iguales.

    Me gusta

  6. Buenas Sergio!

    Perdona la tardanza en contestar a tu comentario. Esta reflexión que haces sobre crear bandos es, sencillamente, brillante. A eso se reduce toda mi crítica, a mí el video también me ha generado esa sensación de “o estás conmigo o contra mí” que sumado a “si hay que elegir, mi posición es la socialmente correcta” que, directamente me incomoda, me siento como si intentaran manipularme, y por eso no me gusta. Ese es el motivo último que hay detrás de mi entrada.

    Muchísimas gracias por tu comentario.
    Un saludo.

    Me gusta

  7. Hola Víctor,

    Muchísimas gracias por pasarte por aquí y perdoname que haya tardado un poquito en responderte.

    Encuentro interesantísima la observación sobre Nintendo. A pesar que el Leitmotiv de sus títulos parece ser, en general, Chico rescata a chica, no se siente como machista o discriminatorio. No se si será por su estética o por el tono de sus juegos, pero realmente es así.

    “Pretenden igualar cosas diferentes es absurdo e imposible y así sucede entre hombre y mujeres en la sociedad y en el mundo del videojuego como fracción de este. Lo que hay que intentar es que seas equivalentes, no iguales”

    Sólo puedo aplaudir. Equivalentes y no iguales, no se puede expresar mejor, porque lo que es seguro es que hombres y mujeres no somos iguales pero sí somos equivalentes.

    Saludotes y gracias por dedicar un poco de tiempo a leer el blog.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s