Hyper Light Drifter


hiper

Una aventura muy actual que esconde en su corazón un juego de los de antes.

.

Por poco que estés metido en el mundillo conocerás la historia que hay detrás de Zelda, esa en la que Miyamoto, cuando era pequeño, jugaba en los bosques que había detrás de casa de sus padres, y de esas correrías, de esas aventuras infantiles descubriendo cuevas y recovecos escondidos, surgió la idea que fue el germen de las aventuras de Link, Zelda y compañía. De la misma forma Hyper Light Drifter es consecuencia de las experiencias vividas por Alex Preston, su creador, durante su niñez; la gran diferencia radica en que mientras que la inspiración de Miyamoto proviene de experiencias y recuerdos felices, las de Preston se centran en una realidad mucho más terrible.

Extracto de la entrevista que concedió a The Guardian: “Desde que nací tuve que lidiar con graves problemas de salud: para empezar, una enfermedad cardíaca congénita. Una plétora de problemas del sistema digestivo e inmunológico hicieron que me hospitalizasen en numerosas ocasiones, a menudo en cerca de la muerte. Esto me da una cierta perspectiva de la vida, e influye en las historias que quiero contar.

El personaje principal de Hyper Light Drifter sufre de una enfermedad mortal, una para la que está buscando desesperadamente una cura. Esto es algo le tiene permanentemente atormentado, una situación con la que estoy profundamente familiarizado” .

Cuando uno sabe eso, entiende que el juego de Heart Machine (incluso en nombre de la desarrolladora y su logo vienen determinados por el pasado de Preston) envía un mensaje, que el hecho que el protagonista tosa sangre y que unas sombras le atormenten y se ensañen con él cuando vence a los jefes finales, no son sólo un recurso literario. Alex Preston y, por extensión, Hyper Light Drifter tienen algo que decir. Es una herramienta para canalizar esas emociones que siente un niño cuando padece una enfermedad que amenaza su vida día sí, día también:Hyper Light Drifter trata sobre el dolor, el miedo a la muerte… y la superación de ambos.

HLD_Screenshot_01_rise_1080
Envuelto en un preciosísimo apartado gráfico pixelado, con un diseño visual exquisito y mimado hasta el más mínimo detalle, y con la ayuda de la, a veces acogedora, a veces sobrecogedora música de Disasterpeace nos encontramos con un apartado jugable, resultado de una mezcla de influencias de videojuegos clásicos y modernos. Un desarrollo y planteamiento muy cercado a The Legend of Zelda lleno de exploración y el disfrute que supone rebuscar áreas secretas por los escenarios que, al encontrarlos siempre suponen una recompensa, se combina con un sistema de combate muy arcade… incluso diría muy “Vanquish”.

A pesar de basarse en movimientos relativamente básicos: ataque con espada, disparos y un dash de esquiva, no es hasta que asumimos que debemos combinar los tres movimientos de forma harmoniosa, porque ninguno es más importante que los demás, cuando realmente vemos la profundidad de los enfrentamientos; entonces dejamos de ser vapuleados, sin piedad, una y otra vez, porque Hyper Light Drifter es un juego muy difícil, a veces incluso desesperante.

Por supuesto podremos obtener mejoras, conseguir varias armas de disparo diferentes y aprender nuevas habilidades (como atacar haciendo el dash o devolver disparos con la espada), algo que añade aún más capas de profundidad al sistema de combate.

Los jefes finales son unos cabrones realmente duros de pelar, para derrotarlos hay que aprender a usar todos nuestros recursos durante el combate y hay que usarlos bien, reaccionando sus ataques sin perder demasiado tiempo pensando en los botones. El resultado son batallas tremendamente intuitivas, divertidas y desafiantes, en las que nos encontraremos apretando botones y gatillos casi sin pensar para combinar movimientos y salir victoriosos en situaciones tan complicadas, que incluso el juego nos recompensa con una pose de victoria en forma de unos pocos giros con la espada para luego clavarla en el suelo. Como decía antes, sólo he tenido sensaciones parecidas, jugando a Vanquish.

hld_screenshot_01_robot_1080.jpg

Mención a parte requiere el “chain dash” (la habilidad más poderosa y más difícil de dominar, hasta el punto que tiene un reto propio totalmente abusivo), que no es si no la capacidad de encadenar un dash tras otro. La clave radica en que no se usa pulsando el botón a lo loco, si no apretándolo rítimcamente, de forma relativamente lenta, como si fuese el latir de un corazón. Esta mecánica es especialmente interesante (y difícil de usar) durante los combates ya que, al ser estos tan frenéticos, pasar a pulsar un botón con cierta calma, es todo un reto para nuestro cerebro.

En cuanto al argumento solo se insinúa, al igual que el lore que envuelve al juego y que se nos va revelando por los personajes no jugadores mediante imágenes. Sólo sabemos que hubo una gran amenaza en forma de cuatro robots gigantes que parecen sacados de Evangelion, no sabemos qué fue de ellos ni que le pasó al mundo, pero el simbolismo funciona, y transmite un halo misterio y la amenaza del fin del mundo a la que debemos hacer frente; suficiente para que queramos lanzarnos a la aventura.

Lo poco que queda claro: un objetivo principal, recorrer cuatro áreas en busca de unos cristales que parecen abrir el acceso a una última zona. Pero entonces te das cuenta que algo no cuadra, que Hyper Light Drifter esconde mucho más: Para empezar sobran piezas, hay más cristales de los que realmente son necesarios; también hay puertas que requieren que encontremos unas llaves (demasiadas), unos monolitos con extraños símbolos a activar… Todo en este título te dice: este mundo bizarro esconde muchos secretos ¿quieres descubrirlos?, entonces explora, descubre y sobrevive.

Hyper Light Drifter es un juegazo increíble, un imprescindible, precioso por estética, inteligente en cuanto a diseño, e íntimo y personal en su mensaje. Un juego moderno que te hace que tal y cómo hacían los juegos de antaño, te sientas un auténtico jugador.

@FearlessComb780

.

12 comentarios en “Hyper Light Drifter

    • Jejejejjeje, No voy a daros respiro!!!! 😉 ya me contarás que te van pareciendo. Por cierto, estupendo tu blog Mini. La vida a través de los ojos de un cojín!

      Saludotes

      Me gusta

      • Sí ya te iré contando. Ahora estoy con Limbo, Firewatch y de vuelta a Gears Of War depende del periférico que no esté ocupado. Gracias por lo del blog, aunque a partir del viernes será diferente y será más dedicado a relatos, entrevistas y sobretodo a DIY. Las entradas antiguas de videojuegos, pelis… irán transformándose para que no sea un caos de blog jejejeje pero poco a poco. No te puedes perder si te gusta Halloween todos los especiales que iré metiendo en octubre, todos DIY eso sí 🙂
        ¿Ya tienes terminado el relato z? 🙂

        Un beso

        Me gusta

      • Buenas Mini,

        Estaré más que pendiente, y el relato, a ver cuando consigo arrancar un poco de tiempo para ponerme con él!

        Espero tus impresiones de los juegos a medida que les des caña!

        Saludotes

        Me gusta

  1. Había oído algo sobre este juego, pero la verdad, no sabía tanto sobre sus similitudes con una de mis sagas favoritas (The Legend of Zelda), me ha llamado bastante más la atención con tu reseña, debido a que entiendo mejor de lo que va el juego y por fin veo imágenes más representativa sobre el juego. Me ha gustado mucho lo que mencionas de jugabilidad, argumento, el sentimiento que transmite y esa estética con pixeles.

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas Gonzalo!

      En primer lugar gracias por leerme y comentar. Me alegro que la reseña te haya aclarado un poco cómo es el juego y espero que te haya resultado lo suficientemente interesante como para darle un tiento, porque, de verdad, que no te vas a arrepentir.

      Un saludote y gracias por el comentario!

      Me gusta

  2. Hi!

    Bueno no siempre tenemos que conincidir. La estética me ha encantado, el argumento e incluso la jugabilidad también pero soy de es@s que cuando los matan y tienen que reiniciar misión me joroba bastante, además que se me hizo un poco monótono. No sé no he encontrado esa chispa que hace que me enganche a un juego.

    A ver si con SOMA acertamos. De momento estoy con Limbo 🙂

    Un abrazo muy fuerte 🙂

    Me gusta

    • Jugar a Limbo después de a Inside es como comerse un lacasito después de zamparse un coulant de chocolate… está bueno… pero sabe a poco.

      Aún así es un juego estupendo.

      Soma creo que te gustará mucho más, eso sí, prepárate para pasar miedo!!

      Un abrazote!

      Te contesto por Google + a lo del relato 😉

      Me gusta

      • Hi!

        Ayer me pasé Limbo y no me gustó… Lo encontré aburrido. Es curioso que juegos que se parecen tanto uno sea una maravilla y otro pues eso…

        Soma me está gustando pero creía que pasaría más miedo 🙂 Ya te diré cuando termine.

        Besos

        Le gusta a 1 persona

      • Es que a mí los juegos de miedo me dan MUCHO miedo. Así que si lo pude jugar entero quizá no sea para tanto para los estándares normales. O puede que sea que seas un cojín muy valiente!!!

        Me gusta

  3. Pingback: Opinión: ¿Qué convierte a un juego en una obra maestra?. | Con F... de Freak!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s