¿Qué futuro plantea la Realidad Virtual?

matrix.jpg

Ayer tuve, por fin, el primer contacto con la Realidad Virtual y tengo que reconocer que estoy emocionado y asustado a partes iguales. La emoción viene de las enormes posibilidades que se entrevé pueden ofrecer estos dispositivos, y no sólo hablo de videojuegos, si no de otros campos en los que se puede aplicar la VR.

  • ¿Imagináis pasear virtualmente por un bosque y, con un sólo gesto, obtener información sobre la fauna y la flora?
  • ¿O visitar un museo y que se abriesen ventanas con vídeos e información sobre la obra que se está contemplando?
  • Los estudios de veterinaria, medicina, y las ciencias de la salud podrían revolucionarse simulando operaciones, o viajando por el interior del cuerpo humano como lo hacían los protagonistas de la película “Un Viaje Alucinante” (1966) de Richard Fleischer, sólo que en versión virtual.
  • Asistir a eventos como conciertos, partidos de fútbol, o las mismísimas olimpiadas sin tener que viajar… ¡qué demonios, sin tener que moverse del sofá! y además desde una posición privilegiada como sería, por ejemplo, estar en primera fila o incluso andar sobre el escenario…
  • Vivir experiencias que ahora mismo son inalcanzables como pasear por la Luna, nadar entre tiburones o escalar el Everest.
  • Poder comprar on-line en tiempo real viendo los productos a través de una recreación virtual del establecimiento.

Estos ejemplo son tan sólo una ínfima muestra de las posibilidades que plantea esta tecnología, de hecho creo que aún no nos hacemos una idea de lo revolucionaria que puede llegar a ser. Sin ir más lejos, tras probar las Oculus, lo primero que dijo una buena amiga mía, casi sin pensar, fue: “si hubiera tenido estas gafas a su disposición quizás el protagonista de Mar a Dentro (NdA: Ramón Sampedro, interpretado Javier Bardem en la película de Alejandro Amenábar) no hubiera deseado morir”; aún estoy perturbado por la profundidad e implicaciones de esta frase.

También pienso en el arte, ¿existirá alguna forma de arte tan sólo virtual? escultores, pintores, fotografías en 360º, o una nueva forma de arte dinámico, en movimiento y cambiante… ¿Y el cine? poder pasar, a voluntad, de ser espectador a protagonista, ver a través de los ojos de los personajes, escuchando susurros y percibiendo detalles imposibles en una pantalla, por muy grande y en HD que sea… La Realidad Virtual tiene el potencial para redefinir la forma en la que hacemos arte.

Estas ideas, ahora posibles, casi al alcance de nuestra mano, hasta hace unos años eran sólo producto de los libros de ciencia ficción. 

Entiendo que todas estas posibilidades se deben a la mayor virtud que ofrece la VR: la capacidad de inmersión, y que para conseguir esa inmersión, es necesario que los aspectos técnicos (visual y auditivo) estén a la altura. Como el propio nombre de esta tecnología indica, la Realidad Virtual, debe parecer Real. Una Realidad Virtual que te sitúe en entornos y situaciones irreales y poco creíbles es casi una paradoja, y pierde todo su sentido.

Como decía, la mayor virtud de la VR es la capacidad de inmersión, pero la pregunta es… ¿Es buena tanta inmersión? En otra entrada llamada ¿Estamos preparados para la Realidad Virtual? exploraba la duda de si nuestro cerebro y nuestro cuerpo (e incluso socialmente hablando) están preparados para sumergirnos en otros mundos que no existen, en los que podemos vivir situaciones realmente intensas (me estremezco sólo de pensar en un P.T jugado así) o no recomendables (violencia extrema o pornografía en menores), entrando en el campo de la moral y la ética.

De momento el límite lo determinan nuestros propios sentidos: la Realidad Virtual actúa sobre dos de los cinco sentidos (vista y oído) y el nivel de impacto que provoca viene dado por las sensaciones interoceptivas que estos generan en nuestro cuerpo. La falta de los otros tres sentidos en ese entorno creado digitalmente, es lo que nos mantiene anclados en nuestra realidad: podemos visitar un restaurante pero no podemos tocar los cubiertos ni sentir el tacto del metal o el sabor de la comida; podemos pasear por las calles de Nueva York, pero no sentir olor de los coches y los puestos de comida ambulantes; en un videojuego podemos recibir un disparo, pero no sentimos dolor por ello… La Realidad Virtual, de momento, no está a la altura de la Realidad Real.

Y ese es mi miedo ¿hasta donde vamos a llegar?, ¿Nos vamos a contentar actuando “solamente” sobre dos sentidos o vamos a seguir intentando que los mundos virtuales sean tan reales como la realidad que nos rodea? Creo que todos sabemos la respuesta a esa pregunta… una respuesta tan Orwelliana que da hasta pavor (de repente realidades planteadas en películas como Los Sustitutos, Gamer o Avalon, no parecen tan descabelladas).

De nuevo los videojuegos demuestran que son el motor que hace avanzar la tecnología, en mi opinión la sociedad no es consciente lo muchísimo que debe, en este campo, a esta afición que tanto amamos, sin embargo no puedo evitar pensar: sí que avanzamos, pero ¿hacia donde avanzamos?.

@FearlessComb780

3 comentarios en “¿Qué futuro plantea la Realidad Virtual?

  1. Por la parte de “a dónde podremos llegar” estoy impaciente y muy emocionado también, espero tener yo también pronto este primer contacto con la RV. Por otro lado, no veo a la comunidad de jugadores especialmente emocionados con la tecnología. He visto algunas personas especialmente contentas, pero no “colectivos” que lo estén deseando. Todavía se está moviendo muchísimo la tecnología tradicional (mandos, teclados…) para entender un videojuego, aún no siento esa “conciencia grupal” cerca, ni en mi entorno ni en otros. Mirando a otros países y mercados, veo que están preparándose, pero sólo eso, preparándose. Veo complicado que la RV venga a imponerse sobre la tecnología tradicional que he mencionado antes… pero quién sabe. La de veces que nos equivocamos también tiene que servir como precedente; si la RV termina siendo un fenómeno brutalmente masivo, tendré que retractarme. De todos modos, no me parece ni bien, ni mal, me parece sin más evolutivo. Algún día las TVs y monitores tendrán que ir desapareciendo y habrá que jugar de otras maneras, pero no aprecio esa emoción por decirlo así. Un saludo!

    Me gusta

    • Tienes razón en que parece que la comunidad Gamer es la menos emocionada con el tema, cuando somos los que deberíamos estar “en la cresta de la ola” porque algunos juegos en RV pueden ser, sencillamente alucinantes.

      Puede que sea por el precio, puede que sea porque parece que odiamos las novedades y los cambios (mira lo denostado que está el control por movimiento cuando se ha demostrado que, bien implementado funciona muy muy bien -metroid Prime, Skyward Sword, metroid Order M, zack & Wiki… E incluso child of edén en kinect!-

      Yo le pienso dar una oportunidad porque, al contrario de las 3D que jamás me llegaron a convencer, si pruebas la RV eres consciente de lo que se puede hacer con ella. Lo que me lleva a pensar que gran parte de los reticentes, lo son porque jamás la han probado.

      Gracias por tu comentario!
      Saludotes!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s