100 palabras sobre… la evolución del coleccionista de videojuegos.

No sé si os ha sucedido lo mismo pero, como coleccionista de videojuegos he pasado por varias etapas: la primera fue la Acumulativa, en la que, cual afectado por el Síndrome de Diógenes, compraba prácticamente todo lo que se me ponía por delante siempre y cuando estuviera a buen precio.  Después llegó la Completista, en la que intenté tener varios Full Sets, siendo el de Game Cube, el que estuve más cerca de conseguir.fe8054be3ba81be324d0eb604b53a6e410434433418364811d6b586b6599534556fff55ec7.png

Y finalmente hace meses, producto de la necesidad de liberar espacio en casa y el replantearme mis prioridades coleccionistas, me encuentro en la Fase Selectiva, en la que el criterio de calidad se ha impuesto al de cantidad. Ahora busco ediciones especiales y juegos que fueron importantes en mi vida de jugador, pensando además en que también quiero que la colección quede “bonita” en la estantería. Tengo menos juegos, pero siento la colección más sólida.